La Isla celebra el octavo aniversario de la ‘Declaración Starlight’

La Isla celebra el octavo aniversario de la ‘Declaración Starlight’

La Palma ha celebrado este lunes, 20 de abril, el octavo aniversario de su declaración como entorno ‘Starlight’ por la calidad y transparencia de su bóveda celeste. El acto institucional tuvo lugar, a partir de las 19:15 horas, en el Salón Noble de la Casa de Salazar de Santa Cruz de La Palma. A  continuación se inauguró una exposición referida al tema. Estuvieron presentes el presidente del Cabildo de La Palma, Anselmo Pestana; el consejero de Turismo, Raúl Camacho; el gerente de la Reserva Mundial de la Biosfera, Antonio San Blas; y representantes de la Asociación para el Desarrollo Rural (Ader) de la Isla.

Desde el año 1988, La Palma “se ha convertido en referente internacional de la estrategia de protección de la calidad de los cielos establecida en la Ley del Cielo”, informa la Reserva Mundial de la Biosfera. A lo largo de los años, añade, “los anhelos alentados por la necesidad de proteger el cielo nocturno y la ambición de extender esta cultura y sus beneficios al conjunto de la sociedad dieron lugar a la celebración de la Conferencia Internacional Starlight en el año 2007 en la Isla”.

Esta Conferencia culminó con la Declaración sobre la Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a la Luz de las Estrellas ‘Starlight’, conocida como Declaración de La Palma.

Este hecho marca “un hito en el compromiso por encontrar nuevas oportunidades para el desarrollo social y económico de la mano de la calidad de sus cielos y la presencia de las instalaciones científicas astrofísicas en El Roque de Los Muchachos”.

Los participantes de la Conferencia Internacional en Defensa de la Calidad del Cielo Nocturno y el Derecho a Observar las Estrellas, conjuntamente con los representantes de la Unesco, OMT, IAU, y otras agencias y organizaciones internacional citadas en la versión íntegra de la Declaración, así como miembros de la comunidad científica y académica, reunidos en La Palma el 20 de abril de 2007, “siendo conscientes que la visión de la luz de las estrellas ha sido y es una inspiración para toda la Humanidad, y que su observación ha representado un elemento esencial en el desarrollo cultural y científico de todas las civilizaciones”, acordadaron la aludida declaración en la que se indica que “el derecho a un cielo nocturno no contaminado que permita disfrutar de la contemplación del firmamento, debe considerarse como un derecho inalienable de la Humanidad, equiparable al resto de los derechos ambientales, sociales y culturales. La progresiva degradación del cielo nocturno ha de ser considerada como un riesgo inminente que conlleva la pérdida de un recurso fundamental”.

En la reseñada declaración se apunta asimismo que “el conocimiento, apoyado en la educación, constituye la clave que permite integrar la ciencia en nuestra cultura actual, contribuyendo al avance de toda la Humanidad. La difusión de la astronomía y de los valores científicos y culturales asociados deberán considerarse como contenidos básicos a incluir en la actividad educativa”.

También indica que “el control de la contaminación lumínica debe ser un requisito básico en las políticas de conservación de la naturaleza dado  el impacto  que genera sobre muchas especies, hábitats, ecosistemas y paisajes”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies